• Home
  • Experiencia de sonido inmersiva

Experiencia de sonido inmersiva

Los especialistas de Audi crean experiencias de sonido inmersivas para audiófilos. Visitamos el laboratorio de sonido de Audi.

Texto: Bernd Zerelles – Imágenes: Dirk Bruniecki Tiempo de lectura: 5 min

Una cabeza artificial en el asiento del conductor.
Todos los altavoces del habitáculo se miden mediante una cabeza artificial que se instala en el asiento del conductor. De este modo, es posible evaluarlos de forma objetiva, ajustarlos para el procesamiento de la señal y armonizarlos entre sí.

"Nada aquí es por casualidad". Klaus Brummet no puede evitar sonreírse cuando nos enseña la sala de escucha de referencia de Audi, una sala acústica, construida siguiendo meticulosamente los parámetros de sonoridad ideales, en la que tanto Brummet como sus compañeros pueden "calibrar el oído", según las palabras literales del director de Desarrollo de Sonido e Infotainment de Audi.
Calibrar el oído, lograr la sonoridad perfecta, que una pieza musical suene en las condiciones óptimas en la sala de escucha de referencia para que luego, al escucharla en el vehículo, el equipo pueda comprobar si han conseguido transferir esa misma perfección al sistema de sonido de Audi.

Pero, ¿qué es la sonoridad perfecta para Brummet? "Una experiencia sin esfuerzo, en el mejor de los sentidos. Que no haya agudos estridentes ni bajos que retumben. Pero también, por supuesto, que el sonido sea limpio, que los tiempos coincidan, que los tonos lleguen al oído con el timbre justo. Que el sonido sea claro, brillante y con cierta transparencia. Una pieza musical con muchas voces e instrumentos no debe ser una amalgama de sonidos, sino que el oído debe poder identificar cada intervención por separado, debe ser capaz de diferenciar cada uno de los elementos. ¿Puedo distinguir las diferentes voces, oigo cómo canta cada uno de los coristas? Ahí está la clave".

Alexander Kluge, ingeniero de sonido y desarrollador de sistemas de sonido, además de especialista en altavoces y experiencias de sonido inmersivas, añade a lo que ha dicho Brummet: "Se trata de mantener el equilibrio. Escuchar música en el coche va, ante todo, de pasárselo bien sin ponerse demasiado artificioso. Sin embargo, con nuestros sistemas de sonido de alta calidad, la música también puede ser una experiencia analítica: puedes escuchar todos y cada uno de los matices".
Un oído analítico bien entrenado escucharía si un retardo no llega a tiempo, si los bajos no suenan limpios, si el sonido no es preciso. En eso los desarrolladores se muestran de acuerdo. Puede que los escuchantes más de andar por casa, los que simplemente se limitan a disfrutar de la música, no perciban este nivel de detalle como para decir que les molesta, pero sabrían diferenciar perfectamente entre un sonido redondo y pleno, un sonido del que se puede disfrutar completamente, de otro que, por el motivo que sea, no termina de emocionar de la misma manera.

"Con nuestros sistemas de sonido de alta calidad se pueden escuchar todos los matices."

Alexander Kluge

Lograr la acústica perfecta en un coche es un reto para los especialistas de sonido de Audi: "El habitáculo de un vehículo es todo lo contrario a una sala acústica", explica Kluge. "Hay demasiadas superficies lisas, demasiados reflejos".
Sin embargo, según Klaus Brummet, el habitáculo de un vehículo también presenta sus ventajas: "Sabemos exactamente dónde se sientan los escuchantes, por lo que podemos determinar con exactitud dónde situar los altavoces para disfrutar de la mejor audición, y además afinar el sonido en consecuencia. Por ello, nuestro objetivo es que, en un Audi, el placer de escuchar sea incluso de mejor calidad que en casa. Podemos lograr la acústica ideal del habitáculo del vehículo y garantizar que toda la riqueza de matices de una pieza musical pueda escucharse y apreciarse".

Los desarrolladores de sonido tratan de conseguirlo, por ejemplo, mediante el sistema de sonido opcional Bang & Olufsen, formado por 18 altavoces que se van distribuyendo por delante, por detrás y por encima de los ocupantes. Para que la inmersión acústica del futuro sea incluso más fascinante, el equipo ya está desarrollando nuevas tecnologías: quieren que la lluvia suene goteando desde arriba, como una pieza musical, para crear una experiencia de sonido lo más natural posible, una sensación que envuelva por entero el habitáculo del vehículo.

En la primera definición de un prototipo, Brummet y sus compañeros deben analizar las condiciones acústicas ideales: ¿dónde va a encontrarse cada altavoz?, ¿cómo se va a colocar respecto al parabrisas?, ¿cuánto se debe inclinar?, ¿si se instala un Head-up-Display, puede quitarle su espacio a un altavoz de agudos?, ¿cuál es la posición ideal del subwoofer en el vehículo para que el sonido provoque las emociones deseadas?

En este proceso de conceptualización se sientan las bases de la experiencia de sonido del vehículo, pero cómo se viva esa experiencia dependerá, en última instancia, del ajuste de precisión del habitáculo, el cual se perfecciona en el laboratorio de sonido de Audi. Y, por último, el sonido de los 18 altavoces debe tener la misma calidad en todos los asientos: ya sea el del acompañante, los asientos traseros o el del conductor. Para ello, es necesario definir con precisión qué altavoz envía qué señal, con qué tiempo de duración y con qué intensidad, para que al oído llegue una imagen de sonido general que reproduzca fielmente todas las frecuencias y que, en conjunto, presente una acústica matizada y de alta calidad.

Detalle de un altavoz

El socio prémium del sonido Audi

Bang & Olufsen, especialista danés en instalaciones de sonido de alta gama, es desde hace casi 20 años el socio encargado de los sistemas de sonido prémium de Audi. Ambas marcas están unidas por su ambición de crear experiencias extraordinarias para el cliente, con sonido potente, diseño inconfundible y exquisita calidad en los acabados. Los altavoces de agudos móviles del Advanced Sound System de Bang & Olufsen, por ejemplo, están inspirados en el movimiento coreográfico que también puede experimentarse en los productos domésticos de la marca; en la imagen, la lente acústica del Bang & Olufsen Beolab 50.

Más información

En este proceso de afinación participan, entre otros, dos socios de Audi esenciales: el especialista en sonido de gama alta Bang & Olufsen y el Instituto Fraunhofer de Circuitos Integrados IIS de Erlangen (Alemania). Ambos socios dedican varias semanas de trabajo a cada modelo de vehículo para afinar la acústica del habitáculo.
Tras la linealización de los altavoces a través del sistema de gestión, los especialistas de Bang & Olufsen afinan cada uno de estos dispositivos con un ajuste de entretenimiento de tal forma que, sin necesidad de algoritmos envolventes, en el vehículo se reproduzca un sonido bidimensional con la misma calidad acústica que en la sala de escucha de referencia.
A continuación, los maestros afinadores del Instituto Fraunhofer realizan, en cada vehículo, un ajuste individual de los efectos espaciales de cada sistema de sonido. Con un algoritmo patentado, filtran la información espacial de las piezas musicales, la emiten a través de los altavoces envolventes y de agudos, y, de este modo, potencian la intensidad de la sensación espacial de la pista. Esto es lo que se denomina "upmixing", y permite lograr un sonido 3D.

"Nuestro objetivo es que, en un Audi, el placer de escuchar sea incluso de mejor calidad que en casa."

Klaus Brummet

Más detalles

Sonido 3D

El sonido 3D crea una impresión espacial intensa y dinámica. Los oyentes se sienten integrados en medio de lo que sucede. El sonido de 360 grados proviene de un gran número de altavoces distribuidos a lo largo del habitáculo. Los oyentes experimentan el sonido tal como se grabó, independientemente de en qué asiento vayan sentados o de lo lejos que se encuentren de los altavoces. Pueden distinguir perfectamente los instrumentos o las diferentes voces, e identificar de dónde proceden. El sonido estéreo, por el contrario, reproduce los sonidos de izquierda o derecha, pero no desde arriba, desde detrás o desde abajo.

El objetivo de todos estos esfuerzos es crear una experiencia de sonido lo más envolvente posible, un sonido inmersivo que se escuche desde todas las direcciones y que, de este modo, transmita la sensación de que el espacio es mucho más alto y ancho que la amplitud real del vehículo. Es como si la sensación espacial se ampliara gracias a la experiencia de sonido.
Klaus Brummet desaparece brevemente en una cámara de sonido y vuelve con un reposacabezas curvado. Debajo de unas superficies perforadas se pueden ver dos altavoces integrados. "Un diseño preliminar", nos revela. Se le iluminan los ojos cuando nos describe su proyecto: "Con el sonido saliendo directamente de detrás de la cabeza, tienes una sensación de ligereza; es como si no tuvieras el reposacabezas detrás, como si estuvieras en un espacio libre".
Además, a estos altavoces se podrían transferir llamadas telefónicas y avisos de navegación independientes para el conductor y el acompañante, y que solo se podrían oír desde el reposacabezas. Sería el primer paso para que cada asiento y cada ocupante tuvieran su propia zona de sonido individual. ¿Y para cuándo se puede esperar este primer paso de las zonas de sonido individuales? Por ahora, Brummet solo se atreve a decirnos: "Cuando sale una nueva plataforma tecnológica, como la PPE (Premium Platform Electric), no suelen tardar en lanzarse innovaciones al mercado".

Audi Q8 e-tron

Sonido electrizado

En un vehículo eléctrico, la experiencia de sonido se puede disfrutar de forma extraordinaria. Descubra el sistema de sonido premium Bang & Olufsen con sonido 3D (equipamiento opcional) del Audi Q8 e-tron, así como otras ventajas de este SUV puramente eléctrico.

Más información

Consumo eléctrico combinado: 24,4-20,4 kWh/ 100km. Emisión combinada de CO2: 0 g/km
Para este vehículo solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

Consumo eléctrico combinado: 24,4-20,4 kWh/ 100km. Emisión combinada de CO2: 0 g/km
Para este vehículo solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

Parece que su navegador no está actualizado. Puede que nuestro sitio web no funcione de forma óptima. No obstante, la mayoría de los navegadores (salvo MS Internet Explorer 11 y anteriores) funcionan sin problemas. Le recomendamos que actualice su navegador web. La versión más reciente puede garantizar un buen resultado en cualquier sitio de Internet. Gracias por su visita, deseamos que se divierta. Su equipo Audi