• Home
  • Apostémoslo todo por el futuro

Apostémoslo todo por el futuro

La producción de automóviles en la fábrica de Audi de Bruselas se ha diseñado para ser sostenible. Descubra cómo actuar de forma acorde con los tiempos que corren e información sobre la producción del Audi Q8 e-tron totalmente eléctrico.

Texto: Patricia Jell - Imágenes: AUDI AG Tiempo de lectura: 4 min

Audi Q8 e-tron: Consumo eléctrico combinado: 24,4-20,4 kWh/ 100km. Emisión combinada de CO2: 0 g/km Para este vehículo, solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

Audi Q8 e-tron: Consumo eléctrico combinado: 24,4-20,4 kWh/ 100km. Emisión combinada de CO2: 0 g/km Para este vehículo, solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

Un Audi Q8 e-tron situado en el centro de la instalación fotovoltaica.
En la fábrica de Audi Bruselas se llevan a cabo una serie de medidas que subrayan su estrategia para aumentar la sostenibilidad. Entre ellas se encuentra una instalación fotovoltaica de unos 107 000 m² que suministra, entre otras cosas, electricidad verde para la producción.

Audi Q8 e-tron: Consumo eléctrico combinado: 24,4-20,4 kWh/ 100km. Emisión combinada de CO2: 0 g/km Para este vehículo, solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

Audi Q8 e-tron: Consumo eléctrico combinado: 24,4-20,4 kWh/ 100km. Emisión combinada de CO2: 0 g/km Para este vehículo, solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

Audi Bruselas, situado al suroeste de la capital belga, es un centro que apuesta por la movilidad del futuro. En esta fábrica se lleva a cabo la producción del nuevo Audi Q8 e-tron y el centro está a la vanguardia de la descarbonización en la producción: "Somos la primera fábrica de Audi en alcanzar un balance neutro¹ de emisiones de CO₂ en la producción y recibimos el certificado que lo prueba en 2018", explica Christian Stragier, responsable de medioambiente de Audi Bruselas. Por ello, es también la primera fábrica del mundo en recibir un certificado de producción a gran escala con un balance neutro de emisiones de CO₂ en el segmento prémium emitido por una entidad independiente.

Para lograrlo, se llevaron a cabo una serie de medidas. La implementación de energías renovables es la responsable de una gran parte de la reducción de las emisiones de CO₂ (aproximadamente de un 95 %). La fábrica de casi 54 hectáreas utiliza únicamente electricidad verde generada en Bélgica y biogás procedente de toda Europa. Además, en el propio centro también se produce energía; por ejemplo, allí se encuentra una de las instalaciones fotovoltaicas más grandes de la región, que genera anualmente unos 9000 megavatios hora de potencia eléctrica en una superficie de aproximadamente 107 000 metros cuadrados.

"Un vehículo de alta calidad solo puede fabricarse en un espacio de alta calidad; esa es nuestra filosofía."

Jan Maris

Ahorrar energía es igual de importante. "Ante todo, se necesita un cambio de actitud para conseguirlo", afirma Jan Maris, director de producción de Audi Bruselas. Su equipo de construcción de carrocerías, pintura y montaje se enfrentó a numerosos desafíos durante el cambio a la movilidad eléctrica. Antes del Audi e-tron eléctrico, un vehículo de grandes dimensiones, en el centro de Bruselas se fabricó hasta 2018 el Audi A1 con motor de combustión, un vehículo más pequeño en comparación, por lo que no solo cambiaron la tecnología de propulsión y los diversos procesos de trabajo que esta conlleva, sino también el tamaño y el peso de los vehículos. En consecuencia, las instalaciones tuvieron que ampliarse y reformarse. Asimismo, la producción de baterías, un ámbito completamente nuevo para Audi, se implantó en las instalaciones de la fábrica. Esta reestructuración, que se llevó a cabo sin detener la producción, tardó dos años en completarse. Además, una gran parte de la plantilla tuvo que ampliar sus conocimientos o recibir formación complementaria durante este tiempo.

Paralelamente, la producción se examinó en busca de una mayor sostenibilidad y se optimizó. Entre las medidas implantadas se encuentran la reducción de la temperatura de las naves de 22 a 18 grados y el apagado completo de las luces en ellas durante las pausas, que funcionan con una intensidad del 80 % durante la producción. Actualmente, un gran número de instalaciones completamente automáticas funcionan sin iluminación y otras se han sustituido por alternativas que permiten ahorrar más recursos. "Un vehículo de alta calidad solo puede fabricarse en un espacio de alta calidad; esa es nuestra filosofía", afirma Maris. Y Audi está de acuerdo en que ya no es posible concebir esta alta calidad sin apostar por la sostenibilidad, especialmente en el caso de los vehículos eléctricos.

Según comenta Christian Stragier, Audi Bruselas se ha convertido en un modelo a seguir en cuanto a descarbonización y otras fábricas de Audi pueden tomar inspiración de ella y aprender de su ejemplo, teniendo en cuenta que uno de los objetivos principales del programa medioambiental "Mission:Zero" de Audi es que todos sus centros alcancen un balance neutro¹ de emisiones de CO₂ en la producción para 2025.

En Bruselas, esta misión tampoco ha terminado. En la fábrica no paran de buscar ideas para ahorrar un 3 % más de energía cada año ni dejan de marcar nuevos hitos por el camino. Por ejemplo, una planta de tratamiento de aguas residuales cercana tratará las aguas residuales de Audi Bruselas a partir de finales de 2023 para convertirlas en aguas grises, que volverán a utilizarse posteriormente en la producción. De esta forma se ahorrarán unos 100 000 metros cúbicos de agua potable al año. Stragier, responsable de medioambiente de la fábrica, cree que lo más importante de cara al futuro es la búsqueda de fuentes de energía alternativas que permitan sustituir al gas.

"Somos la primera fábrica de Audi en alcanzar un balance neutro¹ de emisiones de CO₂ en la producción."

Christian Stragier

Según Jan Maris, las innovaciones como la inteligencia artificial podrían seguir aumentando el potencial de producción en el futuro, y FinRob es un ejemplo de ello. Este robot colaborativo utiliza un sensor para detectar si se ha utilizado suficiente adhesivo entre las ranuras de la puerta de un vehículo, lo que antes requería forzar las puertas en comprobaciones aleatorias. "Ahora ahorramos muchas toneladas de CO₂ porque no tenemos que desguazar los materiales". Además, es necesario pensar más allá de la fábrica para que, en última instancia, un vehículo como el Audi Q8 e-tron pueda fabricarse de forma sostenible. Audi también pide a los proveedores que produzcan las celdas de las baterías exclusivamente con energía procedente de fuentes renovables. Además, las piezas de otras fábricas que se necesitan para terminar el Audi Q8 e-tron, como los módulos de batería, ya no se transportan en camión desde la fábrica de Audi de Győr (Hungría) hasta Bruselas, sino que se utilizan medios de transporte de mercancías que no emiten dióxido de carbono. Todas estas son medidas que permiten reducir las emisiones de CO₂.

Para alcanzar un balance neutro¹ de emisiones de CO₂, actualmente se llevan a cabo proyectos medioambientales para contrarrestar alrededor del 5 % de las emisiones de la fábrica de Bruselas, ya que no es posible evitarlas de ninguna otra forma. Aquí se incluyen, por ejemplo, las emisiones generadas en los viajes de trabajo relacionados con la producción. Stragier tiene claro que el objetivo es seguir trabajando para reducir aún más la necesidad de contrarrestar estas emisiones. "La idea sería conseguir una fábrica que no tuviera ningún impacto negativo en el medioambiente, que creara su propia energía y en la que todos los ciclos estuvieran cerrados".

Audi Q8 e-tron: Consumo eléctrico combinado: 24,4-20,4 kWh/ 100km. Emisión combinada de CO2: 0 g/km Para este vehículo, solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

Audi Q8 e-tron: Consumo eléctrico combinado: 24,4-20,4 kWh/ 100km. Emisión combinada de CO2: 0 g/km Para este vehículo, solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

Un Audi Q8 e-tron terminado pasando el control de calidad.
El Audi Q8 e-tron se fabrica en Bruselas desde el 14 de diciembre de 2022, momento en el que le quitó el puesto a su predecesor, el Audi e-tron, cuya producción tuvo lugar en la fábrica belga desde 2018.

Audi Q8 e-tron: Consumo eléctrico combinado: 24,4-20,4 kWh/ 100km. Emisión combinada de CO2: 0 g/km Para este vehículo, solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

Audi Q8 e-tron: Consumo eléctrico combinado: 24,4-20,4 kWh/ 100km. Emisión combinada de CO2: 0 g/km Para este vehículo, solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

 

¹Audi define el balance neutro de emisiones de CO₂ como una situación en la que, una vez agotadas las posibles medidas de reducción del carbono liberado por sus productos o actividades, las emisiones de CO₂ restantes o inevitables actualmente de la cadena de suministro, la producción y el reciclaje de los vehículos se contrarrestan, al menos en términos de cantidad, mediante proyectos voluntarios de compensación en todo el mundo. No se tienen en cuenta las emisiones de CO₂ generadas durante la fase de uso de los vehículos, es decir, a partir de su entrega al cliente.

¹Audi define el balance neutro de emisiones de CO₂ como una situación en la que, una vez agotadas las posibles medidas de reducción del carbono liberado por sus productos o actividades, las emisiones de CO₂ restantes o inevitables actualmente de la cadena de suministro, la producción y el reciclaje de los vehículos se contrarrestan, al menos en términos de cantidad, mediante proyectos voluntarios de compensación en todo el mundo. No se tienen en cuenta las emisiones de CO₂ generadas durante la fase de uso de los vehículos, es decir, a partir de su entrega al cliente.

Vista frontal del Audi Q8 e-tron.

Un vehículo que nunca deja de impresionar

Ya sea como un SUV clásico o un Sportback de estilo coupé, el nuevo Audi Q8 e-tron totalmente eléctrico impresiona por su diseño innovador, su gran autonomía y su mayor potencia de carga, así como por su interesante y destacada tecnología.

Más información

Audi Q8 e-tron: consumo eléctrico (combinado*) en kWh/100 km: 24,4-20,4; emisiones de CO₂ por tramos en función del equipamiento del vehículo. Para este vehículo, solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

Audi Q8 e-tron: consumo eléctrico (combinado*) en kWh/100 km: 24,4-20,4; emisiones de CO₂ por tramos en función del equipamiento del vehículo. Para este vehículo, solo se dispone de valores de consumo y emisiones conforme al WLTP, y no según el NEDC.

También puedes estar interesado en

Parece que su navegador no está actualizado. Puede que nuestro sitio web no funcione de forma óptima. No obstante, la mayoría de los navegadores (salvo MS Internet Explorer 11 y anteriores) funcionan sin problemas. Le recomendamos que actualice su navegador web. La versión más reciente puede garantizar un buen resultado en cualquier sitio de Internet. Gracias por su visita, deseamos que se divierta. Su equipo Audi